VANESSA MORENO

     Mi nombre es Vanessa Moreno y soy una apasionada de la moda y la belleza. Hace años, decidí convertir mi hobby en mi pasión y desde entonces no he parado ni un segundo. Tras mucho tiempo estudiando y formándome con algunos de los profesionales más prestigiosos, hoy vivo feliz ayudando a todos mis clientes, bien buscando la ropa que más les favorece, enseñándoles a cuidar su piel, a maquillarse, a quererse y coger confianza en sí mismos… e incluso, ayudándoles en el día más especial de sus vidas, el de su boda.

     Además, tengo la suerte de ser profesora en uno de los Máster más prestigiosos de Personal Shopper and Consulting de toda España. El de el Instituto Europeo de Diseño ( IED) y gracias a ello he descubierto una vocación oculta, enseñar.

     Este blog es una parte más de mi vida y mi trabajo. Mi hermana fue la culpable. Ella fue quién me dio la idea y me animó a hacerlo – Tata, tienes que hacerte un blog!! – Me dijo. Y tenía razón! Nunca pensar que tener un blog se fuese a convertir en una parte tan importante de mi vida, que disfrutaría tanto escribiendo y preparando cada post y que habría tantas personas al otro lado de la pantalla que cada día dedicasen algo de su tiempo en pasar un ratito conmigo.

     Aún me queda mucho por hacer, mucho que aprender y muchos retos por conseguir, pero siento que voy por el buen camino, al fin y al cabo… ¡Hago lo que más me gusta!

“El mundo está en manos de aquellos que tienen el valor y
el coraje de perseguir sus sueños”

Fran

El 2012 fue un año muy especial e importante para mí porque Fran se cruzó en mi camino y desde entonces no nos hemos separado ni un segundo. Desde el primer momento se involucró completamente con el blog y gracias a su ayuda el blog ha mejorado tantísimo y hemos conseguido muchas cosas que ni nos podíamos imaginar.

Son muchos días dándole la lata con que me ayude con esto o aquello, haciéndome fotos, buscando información en Internet sobre fotografía para mejorar cada día un poquito más… a la vez que lo compagina todo con su gabinete de psicología. No me puede sentir más afortunada y agradecida por tenerle en mi vida porque sin él, nada de esto habría pasado.

Menú