beneficios-del-té-verde

Muy buenos días chicas! Qué larga se me está haciendo esta semana, menos mal que ya estamos a jueves 🙁  Hoy quiero hablaros de un alimento, bueno, más bien una bebida, que he incluido en mi alimentación por la cantidad de beneficios que tiene y que me ha enganchado completamente porque desde que la tomo me encuentro fenomenal. Os hablo del Té Verde.

Algunos beneficios del té verde

No recuerdo muy bien cómo empecé a interesarme por él, pero recuerdo que leí en varios blogs y páginas especializadas, sobre los grandes beneficios del té verde y no me pude resistir a comprobarlo por mi misma. Por ejemplo, puedo deciros que el té verde:

 

  1.  Ayuda a eliminar líquidos.
  2. Está cargado de antioxidantes que nos ayudan a estar más guapas y fabulosas y a evitar el envejecimiento. Además, ayuda a eliminar las toxinas que acumulamos en el cuerpo y que son tan perjudiciales para nuestra salud porque pueden llegar a provocar enfermedades como el cáncer.
  3. Favorece la circulación.
  4. Nos ayuda a beber más agua.
  5. Ayuda a prevenir los caries y a cuidar la boca y encías.
  6. Se cree que ayuda a perder peso y a eliminar grasa del hígado.
  7. Protege el corazón.
  8. Reduce el colesterol

te-verde

He de reconoceros que de primeras no me gustó nada porque empecé con las típicas bolsitas que compras en el supermercado y, al menos las que yo tenía, sabían a paja. Así que decidí probar algo mejor y me fui a una tienda de tés que hay cerquita de casa, Teashop, y me lo compré allí. El formato es en hojas y necesitas un infusor que puede ser como la cajita como yo tengo (la de la foto) y que personalmente me parece la opción más cómoda porque no se sale nada. No os podéis imaginar la diferencia de sabor. ¡Están todos buenísimos!

 

Yo me compré dos:

 

  • El Gingtea que tiene té verde, ginseng y corteza de limón. El sabor está ríquisimo y además me pone las pilas porque el ginseng te activa un montón.
  • Oriental Lime; fue el primero que compré y me gustó tantísimo que decidí comprarme otro té verde y algún té negro que también me gusta mucho. Este té está buenísimo. Está compuesto por té verde Sencha, lima, corteza de limón y margaritas. Además, tiene un contenido muy bajo en teína y se puede tomar por las noches. Resulta súper digestivo y alguna vez que me ha sentado mal algo de la comida, me lo he tomado y en seguida tenía el estomago perfecto.

 

Cómo preparar el té verde

Es importante que cuando te hagas el té verde, el agua no llegue a  hervir; o si hierve, tienes que esperar un pelín a que se enfríe porque este tipo de té se debe hacer a 70º o de lo contrario se amarga. Además, las hojas de té deben estar dos minutos y luego las quitas porque sino también se amarga. Para endulzarlo, a mí me encanta utilizar Stevia (de la que os hablé en el anterior enlace) que es un edulcorante natural que da un dulzor muy rico y que, sino la has probado, tienes que probarla ya porque esta buenísima y tiene muchísimos beneficios a parte de no engordar como el azúcar, pero te lo cuento todo el post del enlace anterior 🙂

 

beneficios-del-té-verde

 

Como os decía, yo estoy encantada porque estoy cuidando y protegiendo mi cuerpo cada día con 1 ó 2 tazas, y además está buenísimo. He notado muchos muchos beneficios en mí: me noto las piernas mucho menos hinchadas y la circulación mucho mejor, he perdido algo de peso, me encuentro muy bien en general y no sé si será por el té o por el hecho de que al tomarlo no estoy tomando casi leche (sólo cuando me hago el té negro) pero tengo muchos menos gases 😉

 

Resulta tan fácil incluir en nuestra dieta algo que nos ayuda tantísimo a cuidarnos por dentro y por fuera. Además ¡Está riquísimo y una vez que empiezas te engancha!

Desde luego, para mí ya no puede faltar. ¿Y para ti? ¿Lo has probado? ¿Conocías la cantidad de beneficios que tiene?

 

Anímate que te vas a encontrar mucho mejor.
Un beso

No te pierdas la forma más sana de endulzar tu té

 

9 Comentarios. Dejar nuevo

  • Pues intenté lo de los tés probando con el té rojo y no fui capaz. No soportaba el sabor sin echarle mucho azúcar, así que al final no me compensaba mucho…

    Responder
    • A mí el té rojo no me gusta tampoco, pero te animo a que lo intentes con el té verde porque además si lo endulzas con stevia en vez de con azúcar, vas a notar tantos beneficios que no vas a querer otra cosa : D

      Responder
  • Hola Vane, pues yo también empecé a probarlo hace 5 años y no encuentro otra bebida que me guste más, también suelo beber 2 tazas, y cuando lo consumo me siento con más energía. Besos

    Responder
    • Totalmente, a mí me pasa igual y me noto como mucho más ligera y eso me hace sentirme también con mucha más fuerza y energía para todo. Yo he notado tantos beneficios que pienso seguir y me encantaría convencer a todo el mundo que lee el blog para que empezase a tomarlo porque lo van a notar muchísimo. Muchos besos anónimo y gracias por tu comentario.

      Responder
  • Mira que todas conocemos los beneficios de los tés en todas sus variedades, pero no soy capaz, no me gusta el sabor, me da rabia porque me gustaría que me gustase, pero no lo consigo.
    He oído hablar del stevia pero, a qué sabe? a azúcar? a miel? a ninguno de los dos?
    Un beso Vane!

    Responder
    • Anónimo! ¿Has probado tés de este tipo más naturales? Si no es así te animo a que te pases por un teashop o cualquier otra tienda donde los vendan y pidas alguna muestra para probar. Te dan en una bolsita pequeña y tienes para 2 ó 3 veces.

      Pues a mi me recuerda totalmente al sabor del azúcar, da un dulzor muy parecido pero muy rico. Un día os hago un post y os enseño la que yo he cogido. Yo por ejemplo con el té negro con leche unas veces me pongo azúcar moreno y otras stevia, pero con el té verde siempre Stevia, me gusta muchísimo el sabor dulce que da, más que el de el azucar.

      Un besito muy fuerte y gracias por tu comentario : D

      Responder
  • tomo bastante te pero me da igual verde o rojo. Me chiflan!

    Responder
  • Buen post Vanesa, yo soy fan number one de las infusiones, y el té verde me gusta muchísimo. Lo que hago desde hace unos meses es tomármelas sin azúcar. En seguida te acostumbras al sabor. besos!!
    http://www.almadeblog.blogspot.com

    Responder
  • Gracias por estos consejos!! Me has recordado que tengo q volver a tomar té!! Es que en invierno me suele apetecer más y en verano lo dejo de lado…
    Me voy a comprar el Gingtea, para animarme además de cuidarme! Un beso guapa!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú