_DSC0357

¡Muy buenos días! ¿Qué tal estáis? ¿Cómo ha ido vuestro fin de semana? ¡¡El mío de maravilla!! 😀 Ya estoy deseando que llegue el siguiente, aunque primero hay que intentar disfrutar un poco de esta semanita que sino parece que vivimos sólo para el fin de semana,  ¿Verdad?

Una vez leí en algún sitio, pero no recuerdo muy bien dónde, que toda mujer debería tener al menos un pintalabios suave que se pueda aplicar en cualquier sitio y en cualquier momento sin necesidad de tener un espejo…. y la verdad es que me parece que es completamente cierto. Cualquier toque de color que apliquemos en los labios, por muy suavecito que sea, ya nos aportará algo de tono y de luz. Además, cambia muchísimo un maquillaje en el que en los labios se ha aplicado algún color, que en el que se han dejado los labios desnudos.

Por eso, tener algún pintalabios que te puedas aplicar rápidamente me parece una idea genial. Pero además, para mí es todo un imprescindible porque, aunque me encantan los tonos fuertes como el Chatter box o el Costa Chic (Podéis recordar que tonos son aquí) los pintalabios no me duran nada porque en seguida estoy chupeteándome o mordiéndome los labios 😉 Además, soy un poco como mi abuelita y si no me pinto los labios muy bien y con mucho cuidado, termino con el pintalabios en los dientes y eso con un tono claro bueno… pero con uno fuerte… 😮 😉

_DSC0341

Por eso, creo que todas deberías tener, al menos, un pintalabios rosita claro o melocotón en función de si tenéis una tonalidad de piel cálida o fría; y un bonito color nude que se adapte también a vuestro tono de piel. Hace un año más o menos os enseñé el primer pintalabios en tono nude que me compré y os dí una serie de consejos para que compréis el tono que mejor se ajuste a vuestra tonalidad (Podéis recordarlo aquí), y tiempo después añadía a mi colección un brillito de L’Oréal muy cubriente que queda precioso ¿Os acordáis? (Podéis recordarlo aquí). Pues bien, hace unos meses por fin añadí a mi colección un precioso nude que estaba deseando comprar desde que Juncal, una de mis novias favoritas, me le enseñó. Es el tono Patisserie de Mac y es un nude “rosado” pero un pelín más marrón que el tono Pure Zen que ya tenía (aunque en las fotos se ve más rosita). Tiene un color que me encantan por ejemplo cuando llevo los ojos muy intensos o esos días que llevas un maquillaje suave, pero aún así quieres dar un toquecito de color a tus labios. Además, es un pintalabios que para las novias queda precioso porque es muy elegante y natural. Y tiene un tono que le queda bien a prácticamente todo el mundo, así que me parece una opción genial para todas las que estáis buscando un bonito pintalabios nude.

pintalabios-nude-pure-zen

Este es el tono Pure Zen, un nude rosado muy muy suave

 

pintalabios-nude-patisserie

Este es el tono Patisserie, un nude rosado más amarronado.

La mayoría de mis pintalabios de Mac los consigo gratis con el programa “Back to Mac” del que os expliqué los detalles en este post 😀 Es algo que me encanta porque como gasto muchísimo maquillaje con mis novias, poder tener estos regalitos de vez en cuando me viene de maravilla  😀 ¿Lo habéis probado alguna vez?

Ah!! Y yo cuando compro un pintalabios nuevo, suelo cogerme también un lápiz de labios para que el tono agarre mejor, dure más y poder perfilar el labio con el mismo tono, nunca un tono más oscuro que ¡Es algo que no me gusta nada!

_DSC0361

¿Qué os parece? ¿Os gustan los pintalabios de tono nude? ¿Tenéis alguno que os encante?

Espero que paséis un lunes genial

Un besito muy fuerte

Vane

2 Comentarios. Dejar nuevo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú