Es importante que sepamos distinguir cual es nuestro tipo de rostro porque no todos los maquillajes y peinados le sientan bien a todo el mundo. El rostro perfecto es el ovalado, el juego consiste en que el resto de rostros intentarán parecerse lo más posible a él.

Así que, siéntate frente el espejo, recógete el pelo con una coleta y con una banda, y observa tu rostro. Sigue la línea del cabello, los pómulos y el maxilar, sino lo ves claro puedes hacerte una foto y pintar la línea de tu óvalo para verlo más fácilmente.

Debes tener en cuenta, que la perfección en  los rostros no siempre existe y se puede dar el caso de que tu rostro sea la combinación de dos tipos por lo que te costará más verlo, en ese caso debes intentar disimular el problema más importante.

Ya estás sentada frente al espejo, ¿a cuál de estos rostros te asemejas más?:

ROSTRO OVALADO
No tiene unos pómulos salientes Su nacimiento del pelo es  y su maxilar Ư. Es más ancho en la línea de las mejillas y se estrecha ligeramente hacia el mentón. Es el rostro perfecto.
ROSTRO CUADRADO
Tiene una frente ancha, y los pómulos están en línea con la mandíbula, sus líneas son angulosas.
ROSTRO REDONDO

Su mentón es muy cortito. No presentan ninguna angulosidad.

ROSTRO ALARGADO 
 Los huesos de las mejillas y de la frente están a la misma distancia. La barbilla tiende a ser más fina que en relación con la frente.
ROSTRO RECTANGULAR
Su nacimiento del pelo es _ y su frente, mejillas y mentón están en línea |.

ROSTRO TRIÁNGULO INVERTIDO
La frente es más ancha y la barbilla termina casi en punta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú